Emocionantemente inspirador: prácticas creativas

"Es necesario forjar gradualmente conciencia, de cada niña y niño de sus características y atributos personales, los que se descubren y reconocen una vez logrado el proceso de diferenciación de los otros..."

Por Fernanda Carrasco, Educación 360° 

FernandaLas prácticas innovadoras son definidas como la necesidad de educar en el siglo XXI, introduciendo cambios en nuestro sistema educativo, dirigidos a mejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje, avanzar en la sociedad del conocimiento (OCDE, 2009) y promover una construcción de ciudadanía ávida por descubrir, crítica en cuanto a opinión y por sobretodo creativa.

Pero ¿y el componente de "educar para la vida"? A veces pareciese olvidarse, entre tanto bombardeo de información, lo que se espera para "los aprendices".

Y es que en este escenario es menester recordar que las nuevas prácticas, esas que tienen el apellido de "innovadoras y creativas del siglo XXI", se nutren cotidianamente de la capacidad de un niño o niña para desenvolverse en este mundo, cada vez más complejo requiriendo una amplia variedad de competencias cognitivas, sociales y prácticas.

¿Es justo y necesario? Pues si ya que se vuelve trascendente una educación cotidiana, justa y que sepa entregar amor. Maturana, al respecto, nos dice que la emoción que constituye la coexistencia social es el amor, es decir, el dominio de aquellas acciones que constituyen al otro como un legítimo otro en coexistencia con uno (Maturana, 2003) se puede dilucidar que el acto de entrega manifestado en un abrazo, gesto, palabra, ayuda y comprensión se debe ver reflejado de una manera constante en el aula. Esto señores también es educación: educación con actitud.

Entonces si tenemos ciudadanos completamente "emocionados" (basándonos en Maturana) los docentes deben saber emocionarse para estar a la par con estos ciudadanitos y entender que esto es educar para la vida, para la cotidianeidad y que por supuesto que el saber entregar amor implica: desarrollar los primeros vínculos afectivos tanto con pares como con adultos; la confianza básica, la identidad y la autoestima en el educando; la formación valórica; el lenguaje, la inteligencia emocional, la sensomotricidad y las habilidades del pensamiento, entre otros. (Bases Curriculares de la Educación Parvularia, 2001).

Es necesario forjar gradualmente la conciencia, de cada niña y niño de sus características y atributos personales, los que se descubren y reconocen una vez logrado el proceso de diferenciación de los otros (Bases Curriculares de la Educación Parvularia, 2001), a partir de esto se saben únicos, valiosos y comienzan a activarse como miembros de su familia y de los distintos grupos a los cuales pertenecen. Finalmente y sin olvidar que se enseña a la infancia a tomar decisiones informadas y a abrirse camino en un mundo repleto de dificultades, así la preparación para la vida sirve para capacitar, formar y potenciar a los futuros del mañana.

Comparte !

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
  • Bold
  • Italic
  • Underline
  • Stroke
  • Quote
  • Smileys
  • :confused:
  • :cool:
  • :cry:
  • :laugh:
  • :lol:
  • :normal:
  • :blush:
  • :rolleyes:
  • :sad:
  • :shocked:
  • :sick:
  • :sleeping:
  • :smile:
  • :surprised:
  • :tongue:
  • :unsure:
  • :whistle:
  • :wink:
 
  • 1000 Caracteres restantes